Buscar
  • Raquel Peniche Ordóñez

Tips para que tus flores duren más tiempo

Acabamos de recibir un ramo de flores y queremos que éste nos dure bello por mucho tiempo. ¿Qué hay que hacer? ¿Cómo lo cuidamos?

La mayoría de los arreglos florales duran entre 7 y 10 días, pero con una correcta aplicación de los siguientes consejos es posible alargar la vida de éstos.

Varios son los factores que intervienen en el proceso de descomposición de las flores. La temperatura, la ventilación, el agua y el alimento determinan en gran medida la permanencia de un arreglo en el florero.

El agua:

Al recibir el ramo de flores es necesario colocarlo inmediatamente en agua. Hay que evitar que el agua toque el follaje y asegurarse de que cada tallo quede sumergido totalmente. Una muy mala práctica es rociar agua sobre las flores con un atomizador pues es una manera de producir bacterias.

La temperatura:

A mayor temperatura, menor será la duración de la flor. Entonces, colocar las flores en una habitación fresca asegura una larga vida; si la habitación es muy soleada las flores madurarán más rápido. También es importante evitar situar el arreglo junto a una ventana. Durante el día los rayos directos del sol pueden quemar y marchitar las flores y el follaje; durante la noche las ventanas suelen volverse frías y húmedas, lo que también ocasiona daños irreversibles. Una habitación sin cambios bruscos de temperatura y a la media sombra es el lugar ideal para colocar el arreglo. La temperatura baja frena la multiplicación de bacterias, retrasa la madurez y reduce la producción de etileno.

La ventilación:

Las flores al marchitarse destilan gas de etileno que provoca la caída de los pétalos y acelera el proceso de degradación. Una fuente constante de aire fresco elimina este gas y retrasa el marchitamiento. Es importante mantener alejado el arreglo de fuentes de gas, como la cocina. También hay que evitar colocarlo cerca de electrodomésticos o aparatos eléctricos.

El alimento:

Al igual que las plantas que tenemos cultivadas en nuestra casa, las flores de corte necesitan recibir alimento. Éste es una combinación equilibrada de nutrientes que mantendrá nuestras flores en buen estado. Además, evita la descomposición del agua. No hay que olvidar seguir las instrucciones de la solución pues un exceso de ésta podría resultar contraproducente. Es importante no añadir azúcar, cloro, pastillas anticonceptivas, limón o cualquier otro “ingrediente casero” al agua.

Limpieza:

Se recomienda cambiar el agua a los 7 días o cuando veamos que ésta empieza a tornarse turbia. Si no se cuenta con alimento para flor de corte se tendrá que cambiar el agua cada tercer día. Hay que remover las hojas, pétalos y flores en proceso de degradación, limpiar el fondo del florero y añadir agua fresca con el alimento. Antes de volver a introducir las flores hay que cortar diagonalmente la medida de dos dedos el tallo. Es ideal que el corte se realice bajo el agua. Diariamente se eliminan las flores que ya no estén en buenas condiciones. Así se evitará que el gas de etileno afecte a las flores en buen estado.

Si se siguen estos consejos les aseguro que tendrán su arreglo radiante por más tiempo. Sin embargo, hay que comprender que las flores ya están cortadas y no es posible mantenerlas vivas como cualquier otra planta de nuestro hogar. Ellas son un recordatorio de la belleza, pero también de la fragilidad e impermanencia de nuestras vidas.

¡Disfrutémoslas mientras estén con nosotros!

Recuerda que en Flor de otoño contamos con el servicio de "Ramos a domicilio". Flores frescas y bellas cada semana en tu hogar.

Raquel P.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo