Buscar
  • Raquel Peniche Ordóñez

Qué hacer cuando tus Amaryllis ya dejaron de florear

Las Amaryllis se pusieron muy de moda en esta temporada navideña. Sus bulbos producen grandes y llamativas flores que se mantienen en buenas condiciones al interior del hogar. Las flores pueden encontrarse en una amplia gama de tonalidades y tamaños de modo que se adaptan a casi cualquier gusto.


Cada bulbo tiende a dar de 3 a 4 flores por temporada con una duración aproximada de 3 semanas, así que bien cuidada la planta puede permanecer hasta dos meses en floración. Es recomendable ir cortando las flores una vez que éstas ya se marchitaron. Por ser una planta bulbosa, una vez que terminó de florear, ésta entra en estado de reposo para prepararse para el siguiente año.


La buena noticia es que los bulbos de las Amaryllis no requieren de muchos cuidados y/o refrigeración como en el caso de los tulipanes o narcisos. Siguiendo estos sencillos pasos podrás ver a tu Amaryllis florear en la siguiente temporada.


1. Coloca a tu Amaryllis en un lugar frío durante el invierno.

Para preservar por más tiempo las flores sin marchitarse coloca tu Amaryllis en un lugar fresco. Rayos de sol por la mañana y un riego moderado le darán a tu planta la energía necesaria para que la disfrutes por más tiempo.


2. Corta los tallos de las flores.

Cuando la última flor ya se marchitó corta el tallo cerca del bulbo. No te preocupes si pierde sus hojas. Es normal que esto suceda si la planta se regó adecuadamente.


3. Aumenta la luz, el agua y el fertilizante.

A finales del invierno tu planta entra en estado de crecimiento. Tu principal objetivo es ahora fomentar el crecimiento de las hojas. Mueve tu maceta al lugar más soleado de tu casa, por ejemplo, a una ventana orientada al sur. Fertilízala cada mes y no dejes que el sustrato se seque por completo.


4. Mueve tu maceta al exterior en el verano.

Saca tu maceta al exterior durante el verano, si no tienes esta opción también puedes mantenerla en un lugar soleado en el interior. Es posible que llegue a perder algunas de sus hojas pues el viento y la lluvia pueden llegar a dañarlas. ¡No te alarmes, es un proceso natural!


5. Decide cuándo quieres que tu Amaryllis entre en floración.

Si deseas que tu planta floreé para la temporada navideña es necesario que ésta entre en estado de reposo a mediados de agosto. Para ello colócala en un lugar más fresco, alrededor de los 12°C. De no ser posible tendrás que dejar que las estaciones determinen el periodo de floración.


6. Mantén tu planta en un lugar fresco hasta que los bulbos den señal de estar listos.

Las Amaryllis suelen perder la totalidad o la mayor parte de sus hojas durante su periodo de reposo, aunque no es necesario que se marchiten todas sus hojas para que entre en este estado. Checa tu bulbo cada semana, después de 8 a 10 semanas de almacenamiento en frío, podrás notar que surge un tallo. En este momento debes mover tu maceta a un lugar más cálido por veinte días para estimular el crecimiento de las hojas. También es recomendable cambiar el sustrato en este punto. Ten cuidado de no plantar demasiado profundo el bulbo, debe de estar fuera del sustrato por lo menos un tercio del mismo.


7. Agua y calor.

Deja bien húmedo el sustrato una vez que la trasplantes. Antes de regarla de nuevo permite que el sustrato casi seque por completo. Tiene que estar colocada la maceta en un lugar cálido, preferentemente soleado para estimular el desarrollo de las raíces. Espera hasta la primera floración haya abierto para mover tu maceta a un lugar con luz tenue y temperatura más fresca para preservar la flor el mayor tiempo posible.



Raquel P.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo